Ser comunidad cristiana

Juan Michel/CMI

Marianela de la Paz Cot | Juan Michel/CMI

Ser comunidad cristiana significa mucho más que vida honesta y salvación porque estas también pueden existir fuera de la iglesia, pues es Dios mucho mayor que la iglesia. Según Tony Brun se puede llamar comunidad cristiana a aquella comunidad humana para la cual Cristo es decisivo. Un Cristo que nos interpela y se escapa de nuestras humanas categorizaciones, pues para Jesús los criterios de salvación ya no pasan por el ámbito del culto sino por el amor al prójimo. El prójimo no se considera la persona de la misma raza, ni de la misma fe, ni del mismo partido, ni de la misma familia, sino cada uno o cada una a quien nos aproximamos de manera redentora sin importarnos su ideología política o su confesión religiosa (Lc. 10, 30-37).

Marianela de la Paz Cot, en su ponencia de la reunión plenaria de la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias, el 10 de octubre, en Kolympari, Creta.