Preguntas a las instituciones representativas de la comunidad evangélica dominicana

La comunidad evangélica no sólo debe alzar su voz para hablar de los temas de su particular interés y para decir que se siente marginada. La comunidad evangélica debe hacerse oír con relación a los grandes problemas nacionales y levantar su voz para dar a conocer su punto de vista con relación a las posibles soluciones de los problemas que nos aquejan como sociedad.

Yo me pregunto, ¿cuál ha sido la actitud de las tradicionales organizaciones representativas de la comunidad evangélica frente a los intentos de establecer una cementera en los Haitises? ¿Cuál ha sido la actitud de dichas instituciones frente a los intentos de la Asamblea Nacional Revisora de lesionar derechos que la población dominicana tenía garantizados? ¿Cuál fue la reacción de estas mismas instituciones cuando en diciembre del año pasado (2008) renunciaron prácticamente todos los miembros de la comisión de indultos, y el representante de la comunidad evangélica (y considerado el enlace entre el gobierno y la comunidad evangélica), no renunció, ni dijo esta boca es mía? ¿Cuál ha sido la actitud de las instituciones representativas de la comunidad evangélica frente a los intentos de coartar la libertad de expresión y difusión del pensamiento? ¿Cuál ha sido la actitud de estas instituciones frente a los grandes temas y problemas nacionales?

En cambio, ¿Cuál ha sido la actitud de las instituciones evangélicas representativas frente al concordato, con relación a la ley del día nacional de la Biblia, con relación a la ley de la enseñanza de la Biblia en las escuelas, con relación al proyecto de las asociaciones religiosas, con relación a tratar de recibir del estado y gobierno dominicanos un trato semejante al que recibe por el concordato la Iglesia Católica?

Héctor Benjamín Olea Cordero, vía Facebook.

Dies Irae 4 | ¿Qué carajos es la ‘sana doctrina’?

Doctrina

Reposteado desde el blog de Monja Guerrillera:

A las personas que me han ex­hortado a regresar a la sana doctrina, a conocer la sana doctrina, a predicar la sana doctrina, a permanecer en la sana doctrina, a exaltar la sana doctrina, a privilegiar la sana doctrina, a exponer la sana doctrina, a extender la sana doctrina, a sembrar la sana doctrina, a ¿florecer? la sana doctrina, a no alejarme de la sana doctrina, a depurar la sana doctrina, a someterme a la sana doctrina, a gloriarme en la sana doctrina, a guiarme por la sana doctrina, a enorgullecerme de la sana doctrina, a dar gracias por la sana doctrina, a defender la sana doctrina, a reivindicar la sana doctrina, a alimentarme de la sana doctrina, a alimentar con la sana doctrina, a ¿lavarme? con la sana doctrina, a reflejar la sana doctrina, a mostrar la sana doctrina, a encontrarme con la sana doctrina, a identificarme con la sana doctrina, a procurar la sana doctrina, a crecer en la sana doctrina, a comprometerme con la sana doctrina… por favor que alguna de todas ellas me diga qué es la sana doctrina. Temo demasiado que no sepan un carajo.

Retornando a lo común

Eliacín Rosario Cruz | © Gary Owen

Eliacín Rosario Cruz | © Gary Owen

Cuando la lengua madre es intraducible, retornamos a historias comunes.

Eliacín Rosario-Cruz, vía twitter.

—————

Se siente bien leer esa frase, mientras escucho “Magma Mama”, de Ramasutra. Música de tierradentro, que refleja sonidos melódicos de tierras y tiempos otros. Melodía a los oídos…

Ser comunidad cristiana

Juan Michel/CMI

Marianela de la Paz Cot | Juan Michel/CMI

Ser comunidad cristiana significa mucho más que vida honesta y salvación porque estas también pueden existir fuera de la iglesia, pues es Dios mucho mayor que la iglesia. Según Tony Brun se puede llamar comunidad cristiana a aquella comunidad humana para la cual Cristo es decisivo. Un Cristo que nos interpela y se escapa de nuestras humanas categorizaciones, pues para Jesús los criterios de salvación ya no pasan por el ámbito del culto sino por el amor al prójimo. El prójimo no se considera la persona de la misma raza, ni de la misma fe, ni del mismo partido, ni de la misma familia, sino cada uno o cada una a quien nos aproximamos de manera redentora sin importarnos su ideología política o su confesión religiosa (Lc. 10, 30-37).

Marianela de la Paz Cot, en su ponencia de la reunión plenaria de la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias, el 10 de octubre, en Kolympari, Creta.

12 de octubre: América latina se incorpora

grito excluidos

América latina ha transformado su herencia occidental y la devuelve a Europa refundida en una práctica política de afirmación latinoamericana. América latina se incorpora a la historia por vía de su más original contribución al pensamiento cristiano. Se incorpora por vía de la afirmación de su independencia y soberanía, en la negación de su dependencia, en la acusación profética de la dominación imperialista que llega hasta la oración más íntima en una sociedad dependiente.

América latina se incorpora originalmente al recuperar el sentido revolucionario de la fe cristiana y refundir la práctica religiosa en una práctica de liberación para la transformación de la estructura social explotadora que sirve de asiento al capitalismo imperialista.

América se incorpora asimilando su pasado, pero superándolo, libera al cristianismo de su cautiverio helenista en forma definitiva al incorporar la ciencia y la ideología revolucionaria, e impone la primacía axiológica del «hombre nuevo» […]

Samuel Silva Gotay. El pensamiento cristiano revolucionario en América latina y el Caribe: implicaciones de la teología de la liberación para la sociología de la religión. Río Piedras: Ediciones Huracán, 1989, p. 368.

—————

Termino esta cita de hoy con esta imagen que capté en el Museo Nacional de Costa Rica, que apunta a una tradición oral indígena sobre el origen del universo:

3805657275_545cee89d6

2 de octubre: Día Internacional de la No Violencia

No Violencia, por Carl Fredrik Reuterswärd

No Violencia, por Carl Fredrik Reuterswärd

En los momentos de desesperanza, recuerdo que en el transcurso de toda la historia la vía de la verdad y del amor siempre ha ganado. Ha habido tiranos y asesinos, y durante un tiempo parecen invencibles, pero al final, siempre caen — piensa en ello, siempre. ¿Qué le importa al muerto, a los huérfanos, y a los sin techo si la desquiciada destrucción es producida bajo el nombre de totalitarismo, o el santo nombre de libertad y democracia?

‘Ojo por ojo’ convierte a todo el mundo en ciego.

Existen muchas causas por las cuales estoy dispuesto a morir, pero no existen causas por las cuales esté dispuesto a matar.

Mahatma Gandhi
La historia de mis experimentos con la verdad, 1927.