El ejemplo de María de Nazaret

Lunes 26 de marzo de 2012 | Año B
Anunciación del Señor | Día 29 de Cuaresma

Lectura del Evangelio

Introducción

La presente lectura nos presenta la anunciación del Ángel Gabriel a María, comunicándole que iba a ser la madre de Jesús. María es invitada a alegrarse porque está llena de gracia, es decir, porque está llena de los valores del amor y la solidaridad. Por eso María dará a luz a Jesús, quien se compromete en el anuncio y en la realización de un proyecto de Vida Digna para el pueblo empobrecido, excluido y dominado por el imperio romano.

A los seis meses, Dios mandó al ángel Gabriel a un pueblo de Galilea llamado Nazaret, donde vivía una joven llamada María; era virgen, pero estaba comprometida para casarse con un hombre llamado José, descendiente del rey David. El ángel entró en el lugar donde ella estaba, y le dijo:

—¡Salve, llena de gracia! El Señor está contigo.

María se sorprendió de estas palabras, y se preguntaba qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo:

—María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios. Ahora vas a quedar encinta: tendrás un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será un gran hombre, al que llamarán Hijo del Dios altísimo, y Dios el Señor lo hará Rey, como a su antepasado David, para que reine por siempre sobre el pueblo de Jacob. Su reinado no tendrá fin.

María preguntó al ángel:

—¿Cómo podrá suceder esto, si no vivo con ningún hombre?

El ángel le contestó:

—El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Dios altísimo se posará sobre ti. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo e Hijo de Dios. También tu parienta Isabel va a tener un hijo, a pesar de que es anciana; la que decían que no podía tener hijos, está encinta desde hace seis meses. Para Dios no hay nada imposible.

Entonces María dijo:

—Yo soy esclava del Señor; que Dios haga conmigo como me has dicho.

Con esto, el ángel se fue.

Lucas 1:26-38, Dios Habla Hoy (DHH)

Comentario

La fiesta de la anunciación a María del nacimiento de Jesús se traslada del día de ayer a hoy, lunes, por razones litúrgicas. Dios «decidió» habitar en medio de la humanidad, inserto en una familia, en un pueblo y una cultura. Asume la condición humana en todas sus dimensiones para salvar a la humanidad desde dentro, desde abajo, desde el mismo corazón del mundo. Y es una jovencita adolescente de Nazaret la que ha sido elegida desde siempre para colaborar activamente en este proyecto de Dios. Una campesina de una aldea insignificante de Palestina es capaz de intuir la propuesta de Dios y responder con todo su ser a la misión cuyas dimensiones no alcanza a comprender del todo. Esta joven, auténtica judía, que espera que Dios realice sus promesas, se constituye en modelo y paradigma de creyente porque, como Abrahán, confía plenamente en la promesa de Dios y coloca todas sus posibilidades y cualidades al servicio de esta causa. Como a María, Dios nos sigue anunciando muchas promesas para mantener viva la esperanza de nuestro pueblo. Dios nos llama, nos elige, nos propone, pero espera nuestra respuesta libre y voluntaria. ¿Qué y cómo le respondemos?

1. La encarnación de Jesús: una divinidad revela el misterio mantenido en secreto

La encarnación ocurre en la unión de la fuerza del Espíritu de Dios y de la debilidad y disposición de María, una mujer servidora y dispuesta para la misión encomendada. Por eso la maternidad de María más que un don personal es un don a la humanidad en la persona de María. Es un don para el beneficio de la comunidad creyente que cree en Jesús y en el proyecto que él anuncia y asume.

Como comunidad de creyentes estamos llamados y llamadas a reconocer que el misterio de la encarnación de Jesús nos desafía a encarnarnos en la realidad de tanta gente que necesita de una mano amiga que les ayude a recobrar la esperanza y a dar sentido a su vida.

El Dios de Jesús decidió compartir nuestra vida, nuestras luchas y nuestros esfuerzos por ir creando un mundo de hermanos y hermanas, una tierra bendecida por los valores del amor y la solidaridad.

2. María, modelo de fe comprometida, con el proyecto de vida digna

En Nazaret de Galilea, una joven escucha al mensajero divino que entra en su casa y le dice: «alégrate» (Lc 1,28). El gozo es algo propio del cumplimiento de una promesa de mejora de la calidad de vida. María recibe el favor divino; ese es el significado de la expresión “llena de gracia”; todo sucede bajo la presencia del amor libre y gratuito de Dios.

La confianza y la humildad de María no le impiden entablar un diálogo con el enviado divino, preguntando aquello que humanamente no entiende: «¿Cómo será esto, puesto que no me relaciono con varón?» (Lc 1,34). No se trata, por tanto, de una fe irracional. Pero tampoco de una fe que reduce todo a lo razonable.

La fuerza del Espíritu impulsa a María a tener una participación activa en la obra de salvación. Ella con su sí a la maternidad hace posible el nacimiento de Jesús.

María entiende que no hay que temer cuando se está en las manos divinas. La entrega generosa es la respuesta al llamado. Por eso, de una forma decidida afirma: «He aquí la servidora del Señor: hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38).

La actuación de María y su sí incondicional al Proyecto de la Vida Digna se convierte en modelo para nuestras comunidades y para cada una, para cada uno de sus integrantes. Aunque muchas veces no entendamos las exigencias de la llamada que se nos hace, es necesario responder confiadamente y con prontitud.

Diálogo comunitario, grupal o familiar

1. ¿Por qué la divinidad Yahvé, el Padre de Jesús, pone su tienda en medio del pueblo peregrino y se encarna e inserta en su realidad histórica y cotidiana?

2. ¿Por qué María es modelo de fe comprometida con un proyecto de vida digna para todas y todos?

Para la plegaria de las participantes y de los participantes:

1. Por todas las personas que forman nuestras comunidades cristianas, para que estén dispuestas, como María, a asumir el compromiso con el Proyecto de vida digna. Roguemos…

2. Para que dejemos que el Espíritu de Dios se haga presente en nuestras luchas por lograr mejores condiciones de vida. Roguemos…

3. Por las personas que están comprometidas con la defensa de la vida y de la ecología en nuestras comunidades, para que no desanimen en su lucha y continúen con constancia en su trabajo. Roguemos…

Oración Escritural

Dios de las imposibilidades,
escogiste encarnarte
en el que se llamó a sí mismo humilde.
enséñanos a quienes diariamente recibimos los anuncios de la venida de Cristo
para vivir como vivió María,
confiando en tu poder
para llevar tu deseo a su cumplimiento. Amén.

Exhortación final

En esta quinta semana de Cuaresma, cuando nos acercamos a la celebración de la Semana Santa, se nos presenta la figura de María, como modelo de mujer creyente y dispuesta a colaborar en el Proyecto de Vida Digna para todas y todos. Ojalá que sepamos, como ella, estar siempre en la disposición de dar respuesta generosa al llamado que se nos hace a asumir nuestros compromisos a favor del mejoramiento de las condiciones de vida, de las personas, los seres vivos y la naturaleza.

Arte: “Annunciation” [“Anunciación”] (2001), Dr. He Qi, China

Fuentes

The Revised Common Lectionary: http://lectionary.library.vanderbilt.edu/prayers.php?id=329

Dios Habla Hoy: http://www.biblegateway.com/passage/?search=lucas%201:26-38&version=DHH

Servicio Bíblico Latinoamericano: http://servicioskoinonia.org/biblico/zip/1203p.zip

Arte: http://diglib.library.vanderbilt.edu/diglib-fulldisplay.pl?SID=20120326558074951&code=ACT&RC=46111&Row=5

Red Ecuménica Bíblica Dominicana: http://redbiblicadominicana.wordpress.com/2011/12/05/reflexiones-biblicas-semanales-adviento-diciembre-2011/

Un pensamiento en “El ejemplo de María de Nazaret

  1. Hace un tiempo, escribiste que TODOS los Dominicanos somos racistas. O que en RD TODOS son racistas. Mi hermano en Cristo, tu estas volviendo loco? Ese tipo de generalizacion no debe de ser hecha jamas. No seas unos de esos babosos que hablan sin pensar, al igual que otros que piensan pero no hablan. Hemos tenido dirigentes, presidentes y millonarios prietos, negros, oscuros, lo que sea. Si este fuera realmente racista, nunca hubieramos tenido un Corporan o un Pena Gomez. No sea usted pendejo señor Disla. Que yo se que no lo eres.

    Fernandito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s