Todavía se me nota el rostro de «evangélico»

El miércoles pasado una persona miró el bulto negro grande de mi mini laptop y luego me miró a los ojos y me preguntó: «¿tú eres evangélico, verdad? Para no caer en discusiones teológicas que no venían al caso, le contesté que sí. A seguidas le pregunté: ¿se me nota en la cara? «Sí, se te nota en la cara».

A lo mejor mi rostro apacible con cara de que «no mato ni a una mosca», le parece a la gente propio de una persona piadosa y evangélica. Hacía varios años que no me decían eso, y yo que creía que el bendito «rostro evangélico» se había ido de mí. La incómoda frase me la han repetido una y otra vez a lo largo de mi vida. Parece que tendré que vivir con eso toda la vida.

Un pensamiento en “Todavía se me nota el rostro de «evangélico»

  1. PERO HERMANO NATAN, ENTONCES TE INCOMODAS QUE TE DIGAN QUE ERES EVANGELICO, Y QUE TU ERES, DESCUBRE TU IDENTIDAD.
    NO SE QUE DE MALO TIENE QUE RECONOSCAN EN TU ROSTRO EL EVANGELIO.
    ACASO OLVIDAS QUE A PEDRO LE DIJERON PARACES UNO DE LOS QUE SIGUEN A JESUS.
    CUIDADO PUERDE CANTAR EL GALLO FRENTE A TI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s