Capó y la necesidad de recuperar la mística cristiana

He disfrutado de la lectura de este fascinante artículo de Enric Capó. Tradicionalmente, en círculos evangélicos, la mística se la ha visto como una extensión vedada de la nueva era, satanizándose a quien se atreva a poner velas en una liturgia, hacer lectura orante de la biblia o a predicar sobre la necesidad de recapitular la meditación como disciplina cristiana ya ida. Los monásticos románticos españoles como Teresa de Jesús y Juan de la Cruz mostraron una búsqueda de la Divinidad desde la caridad. Más atrás, los monjes benedictinos nos mostraron el ora et labora (orar y accionar). Tristemente, ese accionar no se le ha visto como parte de las disciplinas cristianas, como extensión de la oración y lectura orante de la biblia, debido al excesivo carácter intimista al que ha sido sometida la oración en muchas de nuestras iglesias.

Todavía se tiene la imagen de Dios como un genio, que nos saca de aprietos y nos da —materialmente— lo que le pedimos, pero como dice el Evangelio, «todas estas cosas les serán añadidas». Añoro esas oraciones de sólo conectarse con la Divinidad, esos momentos tranquilos caminando por las calles en lugar de vociferar. Cuán lindo sería una marcha de peregrinación, así en silencio, en búsqueda de la comunión en comunidad.

Anuncios

5 pensamientos en “Capó y la necesidad de recuperar la mística cristiana

  1. Hola Natanael

    A mi el aspecto místico de la fe,siempre me ha parecido una vía de acercamiento a Dios, limpia, piadosa y sincera.
    Juan de la Cruz es ciertamente el gran místico español; pero la mística además, hace que el impulso de acercamiento a Dios, trascienda las religiones, leer a Ibn Arabí; por ejemplo, la pasión por el amor a Dios, cuando no está ligada a las tramas del poder mundano, hace que sea idéntica, en el cristiano o en el musulmán.
    El amor a Dios solo porque es Dios y la manifestación misma de todo amor; amar a Dios es amar el amor y la entrega mística de ese amor, es una emoción sublime, que no encuentro en la iglesias evangélicas; en donde hay mucha exaltación, pero a un Dios de Poder, no al Dios del amor.
    Bueno, es mi opinión al respecto.

    • Es cierto eso que señalas. El Dios de poder ha suplantado al Dios del amor en las iglesias evangélicas. Se predica más la justicia de Dios como Dies Irae que el mismo amor cristiano.

  2. Durante mucho tiempo ser evangélico era ser una persona intelectual que basaba su acercamiento a Dios por medio del conocimiento y práctica de su voluntad a travez del discernimiento de las Sagradas Escrituras. La oración no contemplativa ni repetitiva era el pan espiritual de cada día. Ahora vemos con trizteza que estan levantando del polvo a tantos y tantos místicos católicos y no esta lejano el dia que evangélicos crean que por tener o hacer algún determinado ritual estan mas cerca de Dios (estar cerca de Dios significa mantener alejado al diablo) olvidándose que esto solo se logra mediante la aplicación en nuestras vidas de lo que la Biblia nos enseña. La escritura para el cristiano es el manual que lo conduce a estar en línea con el Señor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s