«Ahora nos quieren, nos aceptan y nos respetan»

Vía Harold Segura, en Facebook:

Eran otras épocas. Entonces el pueblo evangélico en América Latina era una minoría; era víctima de permanentes persecuciones y no era atractivo para el poder político. Hoy, la situación es diferente; la fuerza de los números nos distingue, representamos un importante caudal electoral, poseemos grandes templos (¿catedrales?), administramos importantes medios de comunicación y se nos tiene en cuenta a la hora de hacer negocios (somos «segmento significativo del mercado»).

Seguir leyendo El peligro de ser respetados, por Harold Segura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s