Que lo oigan bien

Jesucristo nunca tuvo en mente el mejoramiento del nivel social de sus oyentes
o el mejoramiento del estilo de vida y la cultura. Su misión no fue política, ni
social, ni hizo campaña por los derechos humanos, ni tomó las armas contra el
poder de turno, ni predicó la paz al estilo de los pacifistas.

Pablo Santomauro

Que lo oigan en Gualey, Cantalarana, La Zurza, Los Pepines, Barrio Puerto Rico, Katanga, Ensanche Altagracia, Paraíso de Dios; Mono Mojao, Los Praditos, Simón Bolívar, La Zurza, La Cañada del Diablo, Guajimía, La Chorrera, El Yucal; Las Cañitas, 24 de abril, La Ciénaga, Los Guandules, Los Platanitos.

Que lo oigan los huele cemento de la San Vicente, los travestis de la Ortega y Gasset, los niños y niñas del Ens. Kennedy, los LGBT de Punto, los metálicos de El Conde; los satanistas del 7 de la Sánchez. Que lo oigan bien. Que lo oigan las putas de la duarte, las madres solteras de la Maternidad de Los Mina, las infelices trabajadoras sexuales de la bolita del mundo, los niños de la Casa Albergue; que lo oigan bien. Que lo oigan los emos de Las Praderas, los vivelejos de San Luis, los nacionales haitianos trabajadores de la construcción, que lo oigan bien.

Anuncios

Un pensamiento en “Que lo oigan bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s