«Caminante, no hay camino, se hace camino al andar»

El sábado pasado estuve participando del Encuentro Motivacional e Informativo sobre la Misión Integral y la Red del Camino República Dominicana.

Fue una muy grata experiencia. Fui confrontado con todo lo que vi; de qué forma puede la iglesia involucrarse en su comunidad realizando obras de bien social, a la vez que lleva el Mensaje.

Luego de compartir sobre lo que significa la Red del Camino y la Misión Integral, hicimos un recorrido por las instalaciones de la Iglesia Comunitaria Cristiana, en la Ciudad Colonial de Santo Domingo: preescolar Montessori, gimnasio, comida para indigentes, alojamiento nocturno para aquellos inválidos, planes de financimiento para micronegocios, noches de cine comunitario, ayuda presupuestaria para personas de escasos recursos de la iglesia, parqueo para sustentar los ministerios de la iglesia, la construcción de una cocina industrial para seguir subvencionando los diferentes ministerios y la construcción de un colegio de educación primaria.

Es interesante: esa iglesia inició con un presupuesto de RD$ 190.00 -unos USD$ 5.00- en una sala y hoy alberga los ministerios y proyectos señalados arriba.

Al llegar el mediodía partimos rumbo a la Iglesia Comunitaria Altos de Sión, en Manganagua, sector de Santo Domingo. Allí compartimos en vídeo las experiencias de la Comunidad Cristiana Shalom, en Fraijanes, Costa Rica, y una congregación en Consuelo, San Pedro de Macorís. La Comunidad Cristiana Shalom tiene a su cargo la recogida de basura y limpieza de ríos en su comunidad por mutuo acuerdo con las autoridades gubernamentales.

Luego de ver los vídeos, pasamos a recorrer las instalaciones de Altos de Sión. En el primer piso tienen un restaurante, Delisión, en donde se vende comida a bajos precios. Al lado, un proyecto asociado con Compassion International, provee guardería y educación preescolar a cientos de niños. En el segundo nivel se encuentran las oficinas centrales de los proyectos. Detrás un taller de computadoras que sirve de centro de Internet y capacitación informática a jóvenes. Un poco más al lado, hay otro taller en donde mujeres y varones reciben clases de costura. En el techo de la iglesia se encuentra Horticas, un huerto comunitario de donde se extraen los vegetales y verduras que se consumen en el restaurante. De regreso al segundo nivel, vimos esta vez el Centro de Terapia Familiar y Sicología, donde profesionales de la conducta sirven a las personas de la comunidad que necesiten de sus servicios. Adicional a esto, hay un consultorio de atención primaria y venta de medicinas a personas de escasos recursos. Muy cerca de Manganagua, está La Chorrera, una comunidad empobrecida a la cual la iglesia se ha avocado a servir.

Al final del evento, compartimos un café y oramos por nuestros hermanos y hermanas de Costa Rica que tanto necesitan de nuestras oraciones en estos momentos difíciles.

Robert Guerrero, pastor de la Iglesia Comunitaria Cristiana, Thomas Yaccino, coordinador continental de la Red del Camino y Domingo Méndez, pastor de la Iglesia Comunitaria Altos de Sión, nos condujeron por un camino que necesita ser trillado por quienes desean ver a la Iglesia más avocada a la acción e iniciativas sociales.

Para conocer más sobre la Red del Camino para la Misión Integral en América Latina y el Caribe:

Comunidades de fe aliadas a la Red:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s