El azúcar como vómito de Yania Tierra

La industria azucarera (el ingenio, la zafra, el cañaveral, el batey) figura en la obra de muchos escritores caribeños, confirmando el papel protagónico que ésta juega en la historia de la región. ‘Azucal,” sin embargo, se sobrepone al ingenio, dejándolo atrás como escenario y siguiendo otras vías, cruzándose su camino con el de otra dominicana; “Yania Tierra, poema documento” de la escritora Aída Cartagena Portalatín publicado en 1981. Este poema también se desarrolla alrededor de una figura cargada de implicaciones históricas y simbólicas; Yania, es la mujer/tierra dominicana, es “Ella su Tierra/Desposeída.” Yania, la tierra, la patria, “vomita oro sangre azúcar.” Azucal, el personaje/producto, es ese vómito de Yania: a la vez su criatura y la causa de su malestar.

“Yania Tierra” incorpora dolorosamente pero sin vacilaciones la patria dominicana. Azucal en cambio se pregunta “queremos peitenecel, azucal?” Y ¿qué significa pertenecer? “comprar tu periódico local, comernos tus miamis, tus aguacates porcelanicrón.” Se ironizan por un lado los gestos reductivos a través de los cuales se expresa el pertenecer, pero por otro lado se sugiere que el pertenecer y la identidad nacional se producen a través de una serie de gestos ensayados y reconocibles; el pertenecer preformativo.

Este performance de pertenecer es sin duda sumamente compulsive, como señala Azucal “te tan entrevistando a ti y a tus African ancestors todos el tiempo. Y si es verdad que tus African ancestors at all.” El pasamontañas negro y ceñido con el que aparece Azucal hiperboliza, por ejemplo, la compulsividad con la cual concepciones racistas asocian ‘lo negro’ con lo desconocido, lo peligroso y aterrador, (haciendo también un guiño a tradiciones de resistencia como el cimarronaje). Azucal se resiste tanto a discursos que reducen la identidad (sea subjetiva, nacional o caribeña) a un asunto de ‘sangre’ o a asfixiantes estereotipos, como a un concepto estático de la patria (socavada ya por la contundente dispersión migratoria).

Fragmento de “[ingenios]”, en Sugar Azúcal, workbook del performance de Rita Indiana Hernández “Azúcal”. Santo Domingo, 2003.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s