Alcanzando a los necesitados

Hoy en día, el mismo Cristo está en las personas que no son amadas, en los desempleados, desamparados, hambrientos, desnudos, y sin hogar. Parecen inútiles para el Estado y para la sociedad; nadie tiene tiempo para ellos. Somos tú y yo como cristianos, dignos del amor de Cristo si nuestro amor es verdadero, quienes debemos alcanzarles y ayudarles; están allí para ser alcanzados.

Teresa de Calcuta (1910-1997)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s