Cómo combatir el ‘evangelio de la prosperidad’

La clave es sencillamente continuar hablando de Jesús. Si te pones a hablar sobre un chico desamparado, es fácil caer con la teología de la prosperidad.

Mark Driscoll en una entrevista en sidneyanglicans.net.

Si continuamos hablando de Jesús, nos encontraremos con pasajes como “Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios” (Lc 6, 20b).

Si continuamos hablando de Jesús, nos encontraremos con pasajes como “Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación” (Mt 5, 4).

Si continuamos hablando de Jesús, nos encontraremos con pasajes como “Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad” (Mt 5, 5).

Si continuamos hablando de Jesús, nos encontraremos con pasajes como “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” (Mt 5, 6).

Si continuamos hablando de Jesús sin hablar del chico desamparado, un día llegará el profeta galileo, le dará de comer y vestir al chico desamparado y nos dará tanta vergüenza, que nueva vez será Jesús quien evitará condenar al chico por darse su pase de marihuana y lo despachará a su casa diciéndole “vete y no vuelvas a pecar”.

Anuncios

5 pensamientos en “Cómo combatir el ‘evangelio de la prosperidad’

  1. Buena composicion biblica a favor de los valores del reino. ¿Prosperidad?, creo que la palabra mas acertada seria provicion. Dios quiere proveerno de todo lo que necesitamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s