Creando nuestra identidad en la sociedad postcolonialista

Traigo a colación este tema que desde hace varias semanas viene rodando por mi mente, que luego fue acentuado por este post de Fausto Liriano en su blog.

Pienso que el principal problema que tiene América Latina en los tiempos actuales viene dado por la falta de identidad propia de que adolece y que impide una mayor cohesión entre su modo de vivir, su idiosincracia y sus ideales.

De esta manera, todavía a estas alturas nos sentimos como “dependientes de alguien más grande y poderoso” en nuestra psique. Las nuevas corrientes políticas neoliberales nos son impuestas a la fuerza, la globalización nos ha tomado de sorpresa, y en poco tiempo, debemos dar un gran paso (star studded super step) para no caer en la inopia sociológica de este temporal.

También la iglesia latinoamericana se encuentra en este dilema. Hemos empezado a ser bombardeados por la denominada cultura emergente, que ya de por sí empieza a ser etiquetada como target market por las casas editoriales y mercados globales.

Como iglesia, América Latina ha sido regenteada desde su principio por misioneros norteamericanos de buen corazón que llevaron el Evangelio a estas locaciones inhóspitas -para aquel entonces, circa 1920s-. Estos pasaron el pebetero a hombres latinoamericanos formados bajo teología, hábitos y modus operandi anglosajones.

Hace poco caí en esto cuando descubrí que en el Seminario donde estudiaré Teología a partir de enero, el director, que era norteamericano, recién hacía un año había dejado su cargo de 30 años a un dominicano que resulta ahora ser regido por todo el camino trillado que este hombre dejó en esa institución.

¿Nos habrán dado espejos por oro?

En República Dominicana, de donde soy oriundo, en menos de 150 años, los conquistadores españoles exterminaron los taínos, indígenas de esta isla que compartimos con Haïti, dejándonos de paso sin ninguna identidad propia.

Anuncios

3 pensamientos en “Creando nuestra identidad en la sociedad postcolonialista

  1. Natanael.

    Este es uno de los post más interesantes que he leido en tu blog. Creo que hablar del ¿quiénes somos? como latinoamericanos, para luego buscar mirar-nos desde Su mirada, y afirmar nuestra identidad en El, es de lo más rico a reflexionar en nuestros tiempos y contextos, por la movilidad a la acción a la que invita.

    Por ahí tengo a un par de amigos que hicieron una incipiente reflexión retomando el aporte histórico, los ideólogos latinoamerianos y lo que adolecemos actualmente: como es de esperar, plantean más preguntas que respuestas. Mi opinión es que es más relevante y productivo hacer este tipo de ejercicios [aunque esté plagado de preguntas] que remitirnos, a como bien dices, uno de los temas ya localizados desde el marketing editorial, es decir “la iglesia emergente”.

    Y en ese proceso de reflexionar sobre la identidad que tenemos en Cristo, estoy segura que vamos a encontrarnos con la sorpresa de identificarnos no sólo con el corazón del Padre, sino con quienes menos nos identificamos generalmente: los indígenas, los pobres, los marginados, los de capacidades diferentes, los “reboltosos” de los movimientos sociales actuales… y más etcéteras. Bueno, acabo de dar cuenta de una cascada de presuposiciones. Ya tendré que trabajar cada una de ellas con más detalle.

    Saludos desde México!

  2. Muy interesante tu comentario, caro. Sí, finalmente caeremos en ayudar y apoyar a los más pobres, los desamparados, aquellos que sienten que nadie los defiende, los desposeídos, que es lo que más importa sobre todo.

  3. Saludos,
    Natanael, tu tema me ha impactado y creo firmemente que si los jovenes y en especial los cristianos, nos decidimos a hacer algo por nuestra latinoamerica, sin estar copiando patrones prefabricados por los imperialistas, podremos revolucionar nuestras naciones.
    Y este tema me hacer recordar la pelicula “Diario de Motociclista” donde se narra el viaje que convirtio al estudiante de Medicina Ernesto Guevara de la Serna en “El Che” y que nos hace recordar que Latinoamerica debe estar unida y nosotros los la Latinos debemos convertirnos en arquitectos de nuestros destinos.

    Dios te bendiga,

    Johan Silfa
    Santo Domingo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s